¡Increíble! Ciudad de Guatemala con 98% de evangélicos

Esta semana, Las Buenas Nuevas se encuentra en la bella ciudad de Guatemala, el país de la eterna primavera, localizada en la América Central. Esta semana compartimos con ustedes un artículo que es bastante inspirador y continuaremos trayéndole a usted muchos más durante nuestra estadía ya que Dios nos permite conocer un poco más de este lindo país.
En Almolonga, limita al norte y poniente con el municipio de Quetzaltenango, con una distancia de 5 kilómetros; y al sur con el municipio de Zunil, con una distancia de 5 kilómetros; y al oriente con el municipio de Cantel, con una distancia de 10 kilómetros y 208 kilómetros de la ciudad de Guatemala, las cuatro cárceles están cerradas por falta de presos y se ha convertido en una comunidad que ha causado curiosidad ante científicos del mundo que han llegado a investigar por qué en Almolonga se producen ocho cosechas al año y las frutas y los vegetales son gigantes.
Almolonga cuenta con 18,000 habitantes, pero hace 25 años la pobreza, enfermedad e idolatría dominaban la ciudad. La iglesia era muy pequeña y débil, la tierra no se utilizaba para cultivo y la ciudad se caracterizaba por poseer un alto número de habitantes alcohólicos.
¿Qué pasó en Almolonga? Lo único que hay diferente en esta población guatemalteca es que su gente comenzó a convertirse al evangelio desde 1974, cuando una serie de milagros y manifestaciones ocurrieron, comenzando con el pastor Genaro Riscajche, quien recibió sanidad de cirrosis y una joven, con más de tres horas de muerta, que fue resucitada por el poder de Dios. Todo fue como una locura en el pueblo hasta llegar a la increíble cifra de un 98% de sus habitantes convertidos al evangelio.
“Hoy día, la tierra en Almolonga es tan próspera que existen 8 cosechas por año, las frutas y vegetales son gigantes, y para gloria y honra del Señor, científicos de varias partes del mundo han llegado a Almolonga para estudiar el tipo de suelo y ver qué propiedades o minerales tiene el suelo para dar cosechas tan prósperas en cantidad y tamaño siendo un área sumamente fértil como ninguna otra en Guatemala. Para sorpresa de los científicos la tierra no varía de ninguna otra ni tiene nada especial.”
Colaboración: Cristianos.com.
Reporta Manolo López

Ir A Arriba