SI, se puede… sólo con JESÚS

Las recaídas eran cada vez más profundas. Estando acompañado por mis padres aun así me sentía sólo. Después que mi esposa se fue de mi lado, ya no supe cómo el enemigo me atrapó en las redes del alcohol y cada vez me destruía más. Llegué a perder a mis hijos otra vez. Ya estando yo en Cristo, me atreví a decirle que se quitara del trono de mi vida y que yo la manejaría a mi modo. Fue cuando comencé a tomar cada vez más y más. A mis 28 años ya sentía que no había esperanza de nada.
Llegué a un anexo de rehabilitación donde el dolor, el odio, el resentimiento, la violencia abundaban. Cada día que pasaba me fortalecía más y más al escuchar las vivencias de los hermanos de ese lugar, hermanos con tanto dolor espiritual, tantos sueños rotos. Comencé a compartirles la Palabra de nuestro Dios y fue cuando sentí Su mano poderosa sacarme del fango y llevarme a Su lado, le pedí que se sentara de nuevo en el trono de mi vida y la manejara.
Hoy día he regresado a ser el de antes, aquel que siempre estaba con Él. Hoy ministro a jóvenes con adicción en lugares de recuperación adonde yo mismo fui, y en mi empresa donde, conjuntamente con mi Pastor damos consejería a padres de familia, niños y jóvenes. También damos conferencias a escuelas y empresas.
Nada de esto lo hubiera podido lograr sin la poderosa y santa mano de mi Señor JESUCRISTO. Esto es parte de mi encuentro con el Rey de reyes. Hoy vivo de maravilla en Cristo y quiero que sepa el mundo entero que SI se puede, pero sólo con Él y en Él. AMEN.
Jorge Armando Martínez Osorno
Edad: 28
México

Comentarios

Sea el Primero en Comentar

Deje su Mensaje

Ir A Arriba