La crónica de una noticia espectacular

(Adaptado por http://reflexionesydevocionales.blogspot.ca)
Es Martes 9 de Noviembre de 2010, hoy nos levantamos más temprano de lo normal, mi hijo Uziel se despertó antes de las seis de la mañana y comenzó a llamarme hasta que logro despertarme. Esta haciendo más frio de lo normal acá en El Salvador, lo que hacía que se me hiciera más difícil el terminar de despertar, mientras mi esposa Yamita está dormida.
6:15 a.m. por fin logre despertar completamente y Uziel trata de despertar a su mamá, hoy será un día especial, le digo a mi esposa: “Mi amor, ya es hora de alistarnos, recorda que vamos ir a donde habíamos quedado”. Con una sonrisa nerviosa ella me da como respuesta aun: “Si”.
6:45 a.m. comenzamos a alistarnos para salir, hoy esperamos una noticia hermosa.
7:00 a.m. salimos rumbo a una clínica, mi esposa hoy se irá a hacer un examen para saber si está embarazada. Llegamos a la Clínica, ella me pide que espere con Uziel en el vehículo mientras ella va rápidamente. Me quedo con mi hijo en el vehículo mientras se pone a jugar con el volante, mientras yo pienso si estará o no estará embarazada.
7:20 a.m. mi esposa sale de la clínica y me dice que la respuesta la tendrán a las 11:00 a.m., la espera comienza y regresamos a casa a desayunar.
7:50 a.m. salgo de mi casa rumbo a la oficina, sin antes pedirle a mi esposa Yamita que cuando tenga la respuesta, me llame, con una sonrisa nerviosa los dos nos quedamos viendo a los ojos, nos damos un beso de despedida y en broma ella me dice: “Si es negativo te llamare al teléfono de la oficina y si es positivo te llamare a tu celular”. Yo me le quedo viendo a los ojos y entre risas le digo: “No vayas a estar bromeando conmigo”, ella solo sonríe, mientras me despido de Uzielito.
Son exactamente las 8:14 a.m. mientras escribo esto, siento un cosquilleo en mi estomago, me siento nervioso como la primera vez que iba a saber si seria papá o aun no. Desde hace un par de meses venimos esperando esta noticia, pues propusimos buscar nuestro segundo hijo. ¿Sera o no será? Hasta el momento en el que estoy escribiendo esto, aun no lo sé. Lo dejare acá, mientras espero que pasen estas casi tres horas que serán de las más largas de mi vida.
Son las 10:00 a.m. en punto en mi reloj, veo el reloj de mi celular y son las 9:56 a.m. me siento muy nervioso, ¡Ya quiero saber el resultado!, tengo que hacer una llamada a mi Papá para que pueda ir a recoger la respuesta.
10:35 a.m. ¿Te ha pasado que vez como que el reloj se tarda más de lo normal?, ¡Este reloj no quiere caminar!, pero estoy a media hora de saber el resultado, tengo muchos sentimientos encontrados mientras mis manos están heladas, escribo esto y mi corazón palpita más rápido de lo normal.
11:05 a.m. si mi Papá fue puntual como suele ser, debe de llevar el sobre hacia mi casa. Cada vez que me vibra el celular pienso que es mi esposa dándome la noticia. Acaba de sonar el teléfono de la oficina también, pensé que era ella, ¡Vaya que estoy nervioso!, en los próximos minutos tengo que recibir esa llamada tan esperada. ¡Hasta siendo un dolor raro en mi estomago de nervios!
11:07 a.m. No sé ni cómo es que escribo esto, me siento muy emocionado, apenas y puedo ver el monitor mientras escribo, las lágrimas se han asomado a mis ojos, ¡Estoy Feliz! ¡Quiero Gritarlo!
¡Voy a ser Papá nuevamente!
Denme un momento, tengo que escribirlo en mi Facebook y Twitter, quiero compartir mi alegría con TODO mundo y Agradecer a Dios este privilegio.
Wow, me siento emocionado hasta las lagrimas, siento algo indescriptible, ¡Dios es bueno!
Solo quiero darle gracias a Dios por este momento que me permite vivir, gracias a mi amada esposa Yamita, a Uzielito ¡tendrá hermanito o hermanita! Y sobre todo quiero decirle a mi futuro hijo o hija:
Te ame desde antes que nacieras y ahora que se que vienes en camino te amo mucho mas, quiero que sepas que tratare de ser el mejor padre que podías tener, me esforzare por darte lo mejor y por enseñarte el temor a Dios. Te amo y espero que sobre todo Dios te de mucha salud, gracia y de su respaldo. Algún día leerás esto y te darás cuenta de lo mucho que te amamos desde el inicio.
No puedo seguir escribiendo mas, solo quiero darles gracias por detenerse un momento para leer una experiencia personal, que sin duda es una de las mejores que he tenido en mi vida. Por favor llévennos en oración para que todo el proceso de embarazo sea perfecto. Muchas Gracias.
¡A Dios sea la gloria, amado(a) hijo(a) TE ESPERAMOS!
Por: Enrique Monterroza

Comentarios

Sea el Primero en Comentar

Deje su Mensaje

Ir A Arriba