Consecuencias por Maldecir a Israel

(Adaptado por http://elimpulso.com)
Génesis. 12:3. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra
Un día 2 de junio de 2010, al presidente Hugo Rafael Chávez Frías, golpista y violador de leyes por excelencia, se le ocurrió o mejor dicho le provocó demostrarle al mundo que él es un líder mundial y: hace, habla, sentencia, etc. etc. lo que le viene en ganas. Total el acostumbra hacer lo que le plazca en escenarios públicos o privados. Para no describirlo más, total nosotros lo conocemos muy bien; se le ocurrió en una de sus tantas alocuciones, o mejor dicho en una de sus alucinaciones expresar lo siguiente: textualmente: “Aprovecho para condenar de nuevo, desde el fondo de mi alma y mis vísceras, al estado de Israel. Maldito sea el estado de Israel”.
Al líder revolucionario, bolivariano, líder humanista y muchas veces con creencias místicas, llámense espíritus de la sabana, seguidor de Buda y de cuanta religión, creencia, secta o lo que sea; se le olvido y lógicamente ninguno de sus asesores le había informado que Israel, es el pueblo de Dios. Díganme ustedes con quien se metió, nada más y nada menos que con el pueblo del Rey de Reyes y Señor de Señores. Salmo: 41:13. Bendito sea Jehová, el Dios de Israel, por los siglos de los siglos. Amen y Amen. El Presidente venezolano, ampliamente identificado, se ha encargado de mentir, destruir, arrebatar, violar derechos humanos tales como: el derecho a la libertad, al libre pensamiento, el derecho humano al trabajo, etc. etc. para sellar con broche de oro su pasantía por esta tierra, quiso demostrar, que él es necesario en todo, insustituible, y lo mejor de todo el es inmortal.
No me consta que esté enfermo, que tenga gripe o cáncer, en fin el país nunca ha sido informado de su salud, aunque tampoco de esto se dio cuenta ni fue informado, por sus asesores. Toda causa conlleva a un efecto. A modo de reflexión, me pregunto: Por qué el Presidente, supuestamente tiene cáncer en la pelvis, y según las informaciones, especulaciones, imaginaciones o simplemente noticias de este mundo globalizado y mediático, tiene un cáncer tan avanzado que ha hecho metástasis.
Curiosamente el supuesto cáncer se originó en la zona o parte de su cuerpo de donde brotó la maldición que le hizo a Israel. La tierra de Israel, para su conocimiento señor Presidente, es privada, pues es propiedad de Jehová, no se expropia, y en ella tenemos cabida todos los cristianos o mejor dicho todos los que compartimos la actitud y aptitud de nuestro señor Jesucristo. Desde aquí le pido Señor Presidente, en nombre propio, en nombre de mi familia, en nombre de la gran familia cristiana, los cuales somos hijos adoptivos de la tierra de Israel, se arrepienta y le pida perdón a Dios desde el fond de su alma y de sus vísceras, para que Dios con su gran misericordia lo perdone y perdone a todo el pueblo venezolano, puesto que usted es la cabeza de Venezuela y al maldecir a Israel, no solamente vienen maldiciones sobre quien pronunció la maldición, sino que vienen por añadidura a todos los habitantes de esta bella Patria, que si ha recibido todas las bendiciones de Jehová, pues ahora es que Dios nos ha dado riquezas y riquezas en abundancia. Que Dios nos bendiga a todos, y que la mano de Dios nos continúe protegiendo y nos libre de Guerras innecesarias guiadas por mentes equivocadas, que lo que han hecho a lo largo de la historia es sumir a los pueblos en hambre, miseria y persecución. Basta ver el ejemplo y legado de Hitler.

Comentarios

Sea el Primero en Comentar

Deje su Mensaje

Ir A Arriba