"Más Que Vencedores" por Enrique Jiménez Díaz

“Y sabemos que los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a BIEN, esto es a los que conforme a su propósito son llamados” (Romanos 8:28).
Hay tres condiciones importantes que tomar en cuenta:
1. Es en TODAS LAS COSAS -algunas buenas, otras malas- que Dios obra. Nuestro Padre eterno puede redimir las cosas intencionadas para el mal y transformándolas en algo bueno (véase por ejemplo Génesis 50:20).
2. Esta promesa es para los que le AMAN. Los que todavía están en rebelión NO pueden contar que todo resulte para beneficio en su vida.
3. El BIEN que Dios desea obrar es una obra espiritual y eterna, preparándonos para la gloria futura. Véase también Romanos 5:3. ¿Es beneficioso todo sufrimiento?
“Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce PACIENCIA y la paciencia prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.”
No necesariamente. El sufrimiento en si no es beneficioso. Los que se concentran sólo en sus sufrimientos nunca disfrutan de sus beneficios ni logran una perspectiva mayor. Pero lo que ponen su mirada en lo que Dios puede hacer mediante el sufrimiento serán fortalecidos. Pueden sacar provecho de los recursos de Dios al permitir que ÉL haga algo POSITIVO de lo negativo.
El sufrimiento puede producir perseverancia, fuerza de carácter y esperanza cuando PERMITIMOS que DIOS OBRE EN NOSOTROS.
Esto va relacionado con nuestro ministerio escrito desde hace muchos años. Desde el año 1999 en Diciembre, el Señor puso en mi corazón a través de un libro editado por el conocido salmista Marcos Witt, titulada “En que te puedo servir Señor”, creo que empezaba mis primeros pasos en conocer el cristianismo, en Espíritu y en Verdad. Poco después el Señor hizo el llamado de dejar mi parentela, mis tradiciones y mi religión tradicional para seguir los pasos de Dios, aceptándolo como mi Señor y mi Salvador. Fue una gran diferencia de ser religioso a tener el llamado de Dios, a ser una criatura diferente y nacido de nuevo. Recibir el bautizo en las aguas en donde el “diablo” no puede con este nuevo paso porque al sumergerse en las aguas uno queda totalmente libre del “hombre viejo” y pasa hacer un Hijo de Dios (Gálatas 4:5-6).
El punto es que el periódico “Las Buenas Nuevas” quedó fuera de circulación en Enero del 2013 y creo que fue un desanimo por la falta de apoyo de algunos sectores de nuestra comunidad y eso nos llevó a poner nuestra mirada en el Periódico Digital, en la internet. Esto no fue tan mal, porque seguíamos en nuestra carrera periodística, siguiendo al Señor. Muchas empresas y firmas comerciales apoyaron esta idea, pero en el transcurso del tiempo la gente comenzó a preguntar y a reclamar el regreso de nuestra edición escrita.
Gente de diferentes denominaciones comenzaron a llamarnos y también algunos pastores como que necesitaban la presencia de un diario noticioso cristiano y no compartían mucho con las noticias en nuestro website y también comentaban que era necesario y muy importante tener un medio que los represente y puedan hacer sus promociones (avisos) y reportajes de sus eventos, cruzadas y campañas evangelísticas, aunque el periódico digital “Las Buenas Nuevas” alcanzó una audiencia de miles de seguidores.
En conclusión, todo lo que le pasa a un cristiano que siempre y cuando ame y le tema al Señor, todo lo que le pase es para BIEN. También la palabra dice bien claro con excepción del rebelde o el que está en REBELIÓN no puede agradar a Dios y es difícil que pueda tener los beneficios de Dios. Ahora estamos gozosos de poder tener dos medios, el periódico digital www.labuenanueva.ca y Las Buenas Nuevas, el periódico al servicio de Dios y de la comunidad.
Por: Enrique Jimenez Diaz

Comentarios

Sea el Primero en Comentar

Deje su Mensaje

Ir A Arriba