EDITORIAL 189: “La importancia de las escrituras. La Biblia, libro inspirado de manera divina. La Biblia tiene autoridad porque es la verdad.”

POR: ENRIQUE JIMENEZ

“Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” 2 Pedro 1:19.

“Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” 2 Timoteo 3: 14-17. La biblia es el libro más IMPORTANTE del mundo, porque es el ÚNICO con la Palabra de Dios inspirada. Nada puede igualarse con la Sabiduría y la revelación de las Sagradas Escrituras.

¿Cómo Dios nos dio estas sagradas escrituras? 2da carta de Pedro 1:21 dice que no fue “un acto de voluntad humana” sino que vino a través de “hombres inspirados por el Espíritu Santo”.

La verdad de la Palabra de Dios se aplica a todos los hombres y las mujeres en cada cultura, en cada época, en cada etapa de la vida. Es su manual sobrenatural que revela su mente y sus caminos, para que la humanidad pueda conocer y experimentar su presencia y su amor eternal.

El mismo Dios que creó el universo inspiró la Escritura de la Biblia. Lo hizo para revelarse a nosotros y para explicar como la humanidad pecadora puede ponerse bien con un Dios santo. Todo lo que necesitamos para la vida y la piedad y misericordia se encuentra en sus páginas. Vivir en este mundo es un desafío para los creyentes. Estamos rodeados de tentaciones y engaños, necesitamos la sabiduría y la guía de Dios para que ellas nos ayuden a conducirnos con una perspectiva eterna. El recurso más valioso que tenemos en este proceso es la Biblia.

La palabra de Dios enseña, reprende, corrige e instruye con justicia. Gracias a Dios que tenemos su Palabra, no nos toca depender de opiniones de los arqueólogos, ni de los historiadores, para conocer la verdad a ciencia cierta. Podemos saber cómo vivir, tomar decisiones y adorar al Señor, porque “escrito está” en su Palabra infalible.

Las escrituras son de Inspiración divina. Esto significa que Dios intervino en cada detalle que fue registrado y escrito. Es inspirada por Dios, y es la autoridad final y suprema de la vida. La Biblia tiene la “última palabra” en todos los asuntos que pertenezcan a Dios y su voluntad. Ningún individuo, institución u organización puede reemplazarla autoridad de las escrituras. De igual modo, la Biblia es la guía de Dios para la Salvación y la vida sabia. El salmista escribió: ” Lampara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino” (Salmo 119:105).

La palabra de Dios nos alimenta, nos nutre para mantenernos fuertes y vigorosos refleja la sabiduría de
Dios, y si procedemos conforme a sus enseñanzas, aprenderemos a vivir en la paz del Señor.

A medida que meditamos en su verdad y la tenemos en cuenta, nuestros espíritus y almas reciben nutrición y sustento. Somos establecidos y enriquecidos en cada experiencia de la vida, cuando vivimos de acuerdo con la perspectiva de Dios.

La Biblia es para TODOS. Es revelación, inspiración y comunicación sobre la persona y el plan del Dios eterno, vivo y poderoso.

Comentarios

Sea el Primero en Comentar

Deje su Mensaje

Ir A Arriba