¡DIOS HABLA A TU CORAZÓN! ¡TE EXHORTO, PORQUE TE AMO! ¡EL CRISTIANO DE HOY EN DÍA!

“No sea yo avergonzado, oh Jehová, ya que te he invocado;
Sean avergonzados los impíos, estén mudos en el Seol.
Enmudezcan los labios mentirosos,
Que hablan contra el justo cosas duras
Con soberbia y menosprecio. 
Cuán grande es tu bondad, que has guardado para los que te temen,
Que has mostrado a los que esperan en ti, delante de los hijos de los hombres
En lo secreto de tu presencia los esconderás de la conspiración del hombre;
Los pondrás en un tabernáculo a cubierto de contención de lenguas.
Bendito sea Jehová,
Porque ha hecho maravillosa su misericordia para conmigo en ciudad fortificada. 
Decía yo en mi premura: Cortado soy de delante de tus ojos;
Pero tú oíste la voz de mis ruegos cuando a ti clamaba.” Salmos 31:17-22
¡Dios es bueno! Y para siempre es su misericordia. El Salmo 31 nos habla que ÉL atesora su bondad para quienes le temen, lo reverencian y le adoran en Espíritu y en Verdad. El verso 19, si observamos detenidamente, menciona la importancia de CONFIAR en Dios delante de la gente que no es creyente. Esta frase me dice que si yo rehuso o me niego a ser lo que algunos pueden llamar un “cristiano encubierto” y en cambio, estoy abierto y vivo mi cristianismo leal delante de todos, Dios atesora su BONDAD para mi o para usted.
En el día de HOY, muchas personas se autotitulan o profesan ser “cristianas”, pero no quieren aceptar o vivir los principios de su fe cristiana, fuera del ambiente cristiano, mejor dicho fuera de la Iglesia, son “cristianos domingueros”, pero al día siguiente son diferentes y no hay ninguna diferencia de los no creyentes. Algunos le llaman “santos del domingo y pecadores del lunes”.
Hay mucha gente que vive así, que quiere ser “correcto” cuando va a la Iglesia el domingo, pero en los días siguientes se olvida de su “cristianismo” y se convierte como cualquier persona que NO conoce de Dios. Queremos demostrar que somos muy “espirituales” a veces sirviendo en los círculos cristianos, pero nuestras actitudes son muy diferentes, somos “peleoneros”, enojados, no “aguantamos” que NI nos miren y siempre andamos a la defensiva y siempre tenemos la razón. Sin embargo, llevamos stickers o calcamonias en nuestros autos en donde dice “Dios te ama”, “Dios es Amor” y no reflejamos nuestro cristianismo.
Si nosotros hemos aceptado a Jesucristo como nuestro Salvador y lo hemos declarado con nuestros labios que somos Hijos de Dios, ¿por qué nuestro comportamiento cambia cuando no estamos en la Iglesia? Debemos ser LUZ en todas partes, en el trabajo, en la calle, con los vecinos, etc. Tiene que haber una DIFERENCIA entre un verdadero cristiano y los que no son salvos. Y esto resulta cierto para mucho de nosotros, por MIEDO a ser rechazados, aislados o que se nos rían, tememos tomar una posición y decir: “En realidad, no quiero OIR ese “chisté” sucio. YO SOY CRISTIANO y no quiero oír a la gente tomar el nombre de Dios en vano.
No estoy interesado en ir a ver películas o vídeos que dejan imágenes inapropiadas a mi mente, ni correr al bar cada noche, después del trabajo para pasar una “hora feliz”. Eso no va conmigo. Mi vida y mi relación con CRISTO son demasiados importantes para mi. Eso es lo que la escritura quiere decir: “¡Los que te temen…Los que en ti se refugian, delante de los hijos de los hombres! Serán bendecidos. Debemos de cuidar más nuestra REPUTACIÓN en el cielo que nuestra reputación entre los hombres en la tierra. Manténgase firme por Dios y NUNCA será avergonzado y que siempre tenga ese GOZO en su corazón de vivir libre en JESÚS…¡¡¡GLORIA A DIOS!!!
Por: Enrique Jiménez Díaz

Comentarios

Sea el Primero en Comentar

Deje su Mensaje

Ir A Arriba