¿DEBO REPRIMIR MIS SENTIMIENTOS?

“El que tarda en airarse es grande de entendimiento; Mas el que es impaciente de espíritu enaltece la necedad” Proverbios 14:29.
No necesariamente. Los sentimientos no son ni buenos ni malos. Simplemente son parte de nuestro ser. Pero, según el uso que les demos, nuestros sentimientos pueden servirnos de ayuda o dañarnos en la vida. En proverbios, se nos indica como tratar apropiadamente con nuestros sentimientos. No deben ser reprimidos o negados sino debemos gobernarlos con razonamiento y espíritu prudente.
Por ejemplo, por cierto no es pecado disgustarnos cuando alguien nos ha insultado. Pero dar rienda suelta a la ira como represalia, dice Proverbios, es insensato. En Proverbios repetidamente se condena a los iracundos. Reprimir los sentimientos fuertes y resistir la tentación de decir algo áspero es vital para preservar nuestro bienestar personal. “El que guarda su boca guarda su alma; Mas el que mucho abre sus labios tendrá calamidad” Proverbios 13:3.
La habilidad de dar una respuesta suave frente a una confrontación airada es señal de profundidad de carácter.
Lo opuesto a la ira insensata es la paciencia. La paciencia reconoce que un temperamento violento empeora las cosas ocasionando más daño en las relaciones y hasta aflicción interna. Un corazón apacible da vida al cuerpo.
Los sentimientos son saludables. Es apropiado decirles a los demás lo que sentimos. Sin embargo, debemos hacerlo con la sabiduría descrita en Proverbios.
Con estos consejos muy sabios, este libro está lleno de sabiduría espiritual. Necesitamos exhortaciones prácticas como podemos manejar uno de los miembros más pequeños (la lengua) de nuestro cuerpo, pero que puede causar incendios y estallar grandes peleas que no son sanas para nuestra relación con el prójimo.
Este libro que lo escribió el rey Salomón, el hombre más sabio de Israel, lo escribió para los jóvenes que estaban comenzando el viaje por la vida. Y fue escrito para mostrar que la sabiduría divina se combina muy bien con la vida real.
“Para entender sabiduría y doctrina
Para conocer razones prudentes.
Para entender proverbio y declaración.
Palabras de sabios, y sus dichos profundos.
El principio de la sabiduría es el temor a Dios;
Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza” Proverbios 1:2-7.
Por: Enrique Jiménez Díaz

Comentarios

Sea el Primero en Comentar

Deje su Mensaje

Ir A Arriba