Enforsadores Privilegiados

“Después de esto, el Señor escogió también a otros setenta y dos, y los mandó de dos en dos delante de él,
a todos los pueblos y lugares a donde tenía que ir.” Luke 10:1
Cada ves que leo las palabras anunciando “El Señor está apunto de”, yo sé que es el momento de darle al Señor toda mi atención. Este versículo entró a nuestras vidas 16 años atrás. El anuncio fue claro: El Señor te va a mandar a lugares a donde Él está apunto de ir. Esto es lo que me dijo, “tengo a muchos que se van a quedar en lugares donde yo estado. Pero ahora estoy enlistando a una armada, mucho más que setenta y dos para que vayan adelante a los lugares donde estoy a punto de ir. Pondré mi autoridad sobre ellos a medida que avanzan a estos lugares para anunciar que el reino de Dios está cerca. Ellos no van a ser bienvenidos o celebrados a todos los lugares donde van a ir, pero donde ellos son bien recibidos, su ministerio va ser efectivo. Ellos no deben desmayar cuando el mensaje no es aceptado, si no mas bien deben de avanzar aquellos lugares donde el Señor ha preparado aquellos que están listos para recibir lo que el Señor les trae.”
Aquellos a quien el Señor está alistando van a avanzar con la autoridad que el Señor les ha otorgado, ministrando con compasión a los que tienen necesidad. Va a ver una demostración de su poder. Aquellos a quien el Señor ha enlistado van a enforzar el poder y la presencia de nuestro Dios. No nos debemos de alarmar de lo que está pasando en estos momentos. Cuando vemos que “las serpientes y escorpiones” han tomado fuerza y el enemigo ha tomado residencia. El campo va estar listo para avanzar y el Señor entorpecerá los pasos del enemigo, sacándolo de donde ha tomado residencia.
Este grupo de personas comisionadas a moverse bajo la autoridad del Señor van a mantener una admiración humilde al saber que tienen el privilegio de ser llamados hijos de Dios, sabiendo que su redención fue pagada con un gran costo por nuestro Señor. Ellos le van a traer mucha alegría al Señor, y juntos Padre, Hijo y Espíritu Santo van a regocijarse debido a que estos enforzadores han descubierto la autoridad de Dios. Lo que el Señor está a punto de hacer en los lugares donde él está a punto de ir ha sido visto y escuchado solamente en fe. Este grupo de “enforzadores privilegiados” están siendo llamados y comisionados para avanzar lo que el Señor tiene preparado para esta hora. ¡El tiempo ha llegado!
Con regocijo,
Rev. Peggy I. Kennedy
peggy3

Comentarios

Sea el Primero en Comentar

Deje su Mensaje

Ir A Arriba