Confiados y Seguros

Querido Joven,
Amados Jóvenes y Hermanos en Cristo Jesús, espero que nos encontremos fortalecidos en el Señor Jesús y estemos confiados y seguros en El. Lo que quería compartir con ustedes este día es que pensemos por un momento, ¿En qué confiamos o qué nos hace sentirnos seguros?” Hay una verdad que no puede ser quebrantada y esa es la palabra de Dios. Cristo les dijo a sus discípulos: “Estas cosas he hablado para que en mi tengáis paz. En el mundo tendréis aflicciones; pero confiad, yo he vencido al mundo” Juan 16:33.
Cristo nos dice que tendremos aflicciones. Es inevitable. Todos pasaremos por momentos de dificultad como niños, adolescentes, jóvenes, adultos y ancianos y si no ponemos nuestra confianza en Cristo, ¿En qué podemos confiar? Algunos ponen su confianza en hombres, políticos, deportistas, presidentes, hombres de alto rango que hacen promesas que nunca las podrían cumplir.
Jeremías 17:5 nos dice, “Maldito el hombre que confía en el hombre”. “No confíes en los príncipes, ni en hijo de hombre porque no hay en él salvación.” Salmos 146:3. El hombre y todo ser viviente tienen límites y como todo ser humano, un día les faltarán las fuerzas, se enfermarán, envejecerán y por último morirán y con ellos morirá la esperanza y confianza de aquellos que les seguían. ¡Pero no es haci para todos los que confían en el Señor Jesucristo! En él sus promesas son sí y amen y sus fuerzas nunca menguan. Él sigue siendo el mismo de ayer, de hoy y para siempre y él no tiene límites sino que es el Dios de lo imposible y lo más glorioso es que tenemos un libro compuesto de 66 libros que nos hablan de su poder y grandeza. “Gloria y alabanza sean dadas al único y soberano Dios.” ¿Más de alguna vez te ha fallado alguien en tu vida, un amigo, amiga, alguien en que tú harías puesto tu confianza? Al fin son hombres que fallan, pero hay uno en quien podemos confiar y estar seguros y él se llama Jesucristo. “Y se llamará su nombre admirable, consejero, Dios fuerte, Padre eterno, príncipe de paz.” Isaías 9:6.
Jesucristo quiere que pongamos nuestra confianza en él y no en el dinero, ni en ningún hombre. Así que abramos nuestras biblias y veamos como Dios cuida de sus hijos, como nos corrige con amor, pero al mismo tiempo nos consuela y nos da la paz que nosotros hoy más que nunca necesitamos y anhelamos. Jesús ya venció al mundo por nosotros así que en Jesucristo podemos estar confiados y seguros. Amen.
Por: Cesar Peña

Comentarios

Sea el Primero en Comentar

Deje su Mensaje

Ir A Arriba